miércoles, 15 de abril de 2009

¿Evangelio? ¿Para qué?

Cuando pensamos en todos los problemas que nos rodean (como individuos, como familias, como sociedad) a veces parece no haber salida, no tener fin. Violencia por todas partes: en el hogar, en la familia, en el trabajo, en la calle, en mi propia persona (incluso hacia mí mismo/a). Luego, un día alguien nos dice que el evangelio es la respuesta a los problemas de la humanidad.
Pero, ¿qué es ese "Evangelio"? El Dr. R. C. Sproul nos da una breve respuesta en su página (http://www.ligonier.org/rym_espanol_evangelio.php).

El Evangelio

"No hay mensaje más grande a ser oído que el que nosotros llamamos el Evangelio. Pero tan importante como que es, a menudo es distorsionado masivamente o muy simplificado. Las personas piensan que están predicando el Evangelio cuando dicen, "puede tener un propósito para su vida", o que "tu vida puede tener sentido', o que" puede tener una relación personal con Jesús. “Todas estas cosas son verdad y todas son importantes, pero estas no llegan al corazón del Evangelio. El Evangelio es llamado 'buenas nuevas', por que aborda el problema más grave que usted y yo tenemos como seres humanos, y ese problema es simplemente que: Dios es santo y Él es justo, y yo no soy. Y al final de mi vida, voy a estar ante un Dios justo y santo. Y voy a ser juzgado, ya sea sobre la base de mi propia rectitud - o falta de ella - o la justicia de otro. Las buenas nuevas del Evangelio es que Jesús vivió una vida de perfecta justicia, de perfecta obediencia a Dios, no para su propio bienestar sino por el bienestar de Su pueblo. Él ha hecho para mí lo que yo no podía hacer por mí mismo. Pero no solamente El vivió la vida de perfecta obediencia, sino que Se ofreció a sí mismo como un sacrificio perfecto para satisfacer a la justicia y la rectitud de Dios. El malentendido de nuestros días es: que Dios no se preocupa de proteger Su propia integridad. El es un tipo de deidad aguado, que sólo con una varita mágica otorga perdón sobre todo el mundo. Pero No es así. Es un asunto muy costoso para que Dios perdone. Es el costo del sacrificio de Su propio Hijo. Fue tan costoso el sacrificio que Dios lo declaro valioso al resucitarlo de los muertos - a fin de que Cristo muera por nosotros, Él resucito para nuestra justificación. Porque el Evangelio es algo objetivo. Es el mensaje de, ¿Quién es Jesús? y lo que Él hizo. Y también tiene una dimensión subjetiva. ¿Cómo son los beneficios de apropiación subjetiva de Jesús para nosotros? ¿Cómo lo puedo conseguir? La Biblia deja en claro que no somos justificados por nuestras obras, no por nuestros esfuerzos, no por nuestras acciones, sino por fe - y por la fe solamente. La única manera en que usted puede recibir el beneficio de la vida de Cristo y la muerte es, en poner su fe en él - y en él solamente. Usted lo hace, usted es declarado justo por Dios, es adoptado en Su familia, y está perdonado de todos sus pecados, y comienza su peregrinación por toda la eternidad. " - R.C. Sproul
Ahora una pregunta: ¿Qué tiene esto que ver con los problemas de nuestra sociedad? No pienso contestar a ello en este momento, pero por lo pronto dejaré una pregunta: ¿Qué es el pecado y qué tiene que ver conmigo, con mi familia o con la sociedad?